Noviembre 6, 2018

¿Qué es un barista?

Un artista del café, no solo en el sabor y en el aroma, sino también en la apariencia de la presentación. Así, sin más, podríamos definir lo que es un barista.

Requisitos para ser un buen barista

Pero para que te quede aún más claro, te diremos que un barista es un profesional de la hostelería al que se le exigen dos requisitos:

Ser un profundo conocedor del mundo del café: sus tipos, orígenes, las mezclas, los tuestes y sus grados, pero también de las cafeteras, de las distintas elaboraciones del café, etc. El barista cuida y selecciona el grano de café, su tostado, su molido y su infusionado para obtener el mejor posible.

Tener la suficiente habilidad para que esos conocimientos tan precisos y amplios se transformen, en la práctica, en grandes cafés de los que disfrutar.

El objetivo de un barista es que, como profesional que es del café, debe obtener la mejor extracción de esta bebida con los medios de los que dispone. De ahí que deban estar capacitados para obtener un gran café sea cual sea la cafetera que pongamos en sus manos.

Lo primero que hace un barista a la hora de preparar un café es molerlo y, para esto, debe saber graduar el molinillo teniendo en cuenta el tipo de grano que va a utilizar. Una vez que el grano está molido, lo coloca en el porta filtro. A continuación, lo nivela y lo compacta. Ambas cosas deben hacerse lo más rápido posible y a la vez, para colocar el filtro en la máquina de café y de esta manera hacer la filtración.

Y, por último, el barista detiene la cafetera cuando cree que el café ha llegado a su máxima expresión. Para que el café esté perfecto debe tener la suficiente crema y las llamadas “rayas de tigre” que indican que la extracción ha sido correcta.

Evidentemente, sin un café de calidad los conocimiento de los baristas sobre el café y su experiencia en la elaboración, caerían en saco roto. Un barista no podría hacer una gran taza de café si el café no es un café de calidad. Pero, ahí es donde residen sus condiciones para diferenciar entre las distintas clases de café para preparar mezclas exclusivas. Los diversos procesos que involucran a las semillas (como el tostado, la molienda, etc.), los detalles del agua que se utiliza para preparar la infusión (temperatura, pH, dureza) y las características técnicas de las cafeteras son otras variables que estos profesionales controlan perfectamente.

Con sus conocimientos, los baristas pueden determinar todas las propiedades de las bebidas hechas en base a café : desde el sabor hasta el aroma, pasando por la acidez, el dulzor o la consistencia.

Además de todo esto, muchos baristas practican las técnicas del denominado latte art, conseguir figuras con la mezcla de la leche y el café (corazones, flores, hojas y hasta cisnes). Esta corriente entre los baristas forma parte de un movimiento que reivindica el café como una experiencia sensorial que implica a todos los sentidos, incluida la vista, a la hora de tomar un café y así disfrutarlo aún más.

Tiempo de Café

Grupo Gesvending