Agosto 23, 2018

Por qué en España no triunfa el Coffee to go

El Coffee to go es un modelo que lleva años triunfando en los países anglosajones o en el centro y norte de Europa. Disfrutar de un café mientras vas camino a la oficina y no tienes tiempo de tomarlo tranquilamente en una cafetería. Sin embargo es un concepto que en España apenas esta implantado, a pesar de las posibilidades que tiene. ¿Por qué?

Coffee to go en España

Implantación en España del Coffee To Go

Una de los principales motivos por los que está costando introducir el Coffee to go en España, y también en otros países mediterráneos como Italia, es porque somos más de bar o cafetería. Según diversos estudios, ambos países comparten el final de la lista de los países que se decantan Coffee to go, solo un 3% del total de cafés que se consumen, mientras que en Japón esa cifra se sitúa en el 48%, el 45% en Estados Unidos o el 43% en Canadá.

A españoles e italianos  el primer café de la mañana nos gusta disfrutarlo con calma, sentados en la barra de un bar o en una mesa. Es una experiencia que hay que tiene que se vivida en el momento y tranquilamente. Y asociamos el Coffee to go a consumir café rápidamente, mientras vamos andando o estamos en el metro o en el autobús. Nada más lejos de la realidad. Este tipo de café para llevar se puede tomar también tranquilamente sentado al aire libre, por ejemplo.

Otro de los motivos es que se asocia el Coffee to go a un café de mala calidad. Otra idea que no es real. En muchos casos las máquinas de vending de café cada vez ofrecen un producto de más calidad, con muchas más opciones, para crear una experiencia gourmet que atraiga a más clientes, que además están dispuestos a pagar un mayor precio por ello.

Máquinas de vending de Coffe to Go

También es complicado encontrar ese servicio en establecimientos como panaderías o pequeños comercios de alimentación, lugares donde es habitual situar las máquinas de vending de Coffee to go en otros países. La falta de este tipo de cultura de café hace que no parezca rentable para estos negocios ofrecer este servicio. Sin embargo la aparición de establecimientos como Starbucks, donde el café para llevar es muy habitual, ha contribuido a que sea un hábito que poco a poco se va consolidando. No será extraño en poco tiempo encontrar panaderías e incluso algunas cafeterías que ofrezcan el Coffee to go entre su oferta.

Por ello, el sector del vending está preparado para dar servicio a un modo de tomar café que va haciéndose un hueco en nuestro país. Y es que cada vez más nuestro ritmo de vida nos hace casi imposible pararnos a tomar un café en una cafetería. Comprar un café para llevar es una manera de no prescindir de nuestra bebida favorita y además podremos hacerlo donde queramos: si tenemos prisa, mientras vamos andando al trabajo o en el metro, si tenemos un poco más de tiempo, sentados en un banco en el parque…

Las empresas de vending saben que es un mercado que puede ser muy rentable en pocos años. Por ello están diseñando máquinas más accesibles y con más opciones de personalización porque cuentan con la posibilidad de elegir la capacidad del vaso, diferentes opciones de bebidas y también incluyendo todo tipo de snacks, galletas, magdalenas, croissants… para que complementes tu desayuno.

Tiempo de Café