Abril 26, 2018

Los negocios se cierran con un café

Un buen café nos mantiene alerta y mejora nuestro rendimiento, tanto físico como mental. Algo fundamental cuando están negociando algún contrato, una venta o cualquier otro negocio. Por eso no es de extrañar que tantos negocios se cierren entorno a un café.

Es fundamental que en las reuniones de trabajo haya café. Y que sea bueno. Eso anima a estrechar lazos y acercar posturas. También un buen café proporciona la necesaria inspiración y lucidez para solucionar un bloqueo en las negociaciones.

Además, tomar un café suele ser sinónimo de un momento de relax, respirar y de quitarse la presión de encima. Las tensiones de unas negociaciones se apartan por un momento y compartir una taza acerca más a las dos partes. Y así se pueden encontrar puntos en común y llegar a acuerdos.

A todo ello se une que para cerrar un acuerdo se suelen buscar lugares neutrales, para que el entorno no influya ni positiva ni negativamente. Y uno de los más comunes son las cafeterías o los restaurantes. Y en ambos casos, el momento del café es el que invita a hablar y a llegar a acuerdos.

No olvidemos que hacer una pausa para tomar un café en el trabajo ofrece muchos beneficios, tanto a la empresa como a los trabajadores.

Beneficios del café para una empresa

Esos beneficios son igualmente necesarios en el momento de una reunión de negocios.

  • Mejora la productividad y el rendimiento. La cafeína permite que algunos neurotrasmisores actúen más rápidamente.
  • Aumenta el bienestar de los trabajadores y su percepción de cómo son valorados mejora.
  • Sirve para relacionarse entre los distintos profesionales de la empresa. Las pausas para tomar café es conveniente hacerlas acompañado por ejemplo con compañeros. Pero también puede ser que te encuentres con tu jefe y se crea una relación más horizontal, de iguales.
  • Aumenta la creatividad. En ese intercambio con compañeros o con tus jefes alrededor de una taza de café se produce un intercambio de opiniones que puede aportar inspiración y mejora la productividad.
  • Libera tensiones. Asociamos el tomar un café con un momento de descanso y además durante ese rato entablamos conversaciones y comentamos los problemas, con lo cual nos liberamos de tensiones.
  • Reduce errores. El café nos hace estar más alerta y concentrados. Además reduce nuestra fatiga mental.
  • Mejora la memoria. El café es un estimulante del sistema nervioso central y produce efectos muy beneficiosos para nuestra memoria.

Por eso es importante salir del despacho, dejar por un momento los papeles, presupuestos y demás e irse juntos a la sala de descanso o a una cafetería a tomarse un café. Es en ese momento cuando suelen verse las cosas más claras y estás más despejado y alerta para entender aspectos que antes no entendías o para encontrar ese camino que llevará al acuerdo.

Por algo quedar a tomar un café es un acto social muy arraigado en nuestra sociedad. No solo por el placer que supone degustar una buena taza, sino por los vínculos y las sensaciones que se generan entorno a ese momento.

Tiempo de Café