México es uno de los principales productores de café. Aunque siempre pensamos en Brasil o Colombia, por citar algunos de los más conocidos, lo cierto es que este país centroamericano ocupa los primeros puestos del ranking, tanto de café normal como del conocido como café gourmet. Y una de las curiosidades de este producto es que México también es el primer productor mundial de café orgánico, el que se produce sin productos químicos y que está haciendo las delicias en el mundo.

Por eso no es de extrañar que en México exista un museo dedicado al café. Desde agosto de 2009, en Chiapas se encuentra ubicado este Museo del Café, que quiere convertirse en un lugar de encuentro indispensable para fomentar la cultura cafetera mexicana.

Además de exposiciones permanentes y temporales, visitas guiadas, talleres y eventos culturales y artísticos, desde allí se promueve la importancia social, económica y ecológica del cultivo del café, así como su consumo responsable.

En Chiapas se concentra la producción de café orgánico de México y este museo trata también de promocionar y fomentar la cultura cafetalera de la zona y estimular el consumo del café chiapaneco. Un producto con un alto nivel de responsabilidad social, tanto con el medio ambiente como para el desarrollo y crecimiento de los productores y trabajadores. En el Museo del Café se explica esa importancia socioeconómica, así como la historia y el consumo del café de Chiapas.

Si eres un aficionado al café te gustará visitar este museo, porque entre los objetos que se pueden contemplar en su exposición hay herramientas y maquinarias tradicionales utilizadas en los cafetales, así como vestimentas y otras curiosidades sobre el café.

Y los eventos culturales y artísticos también son muy atractivos, se puede disfrutar de jueves cine-café, con entrada gratuita y un café de cortesía, hay rondas literarias de café y poesía, presentaciones de libros, conciertos, recitales, conferencias… una de las curiosidades de este museo es que siempre hay algo interesante que hacer, que ver, escuchar o saborear.

A ello se une que el edificio que lo alberga también tiene su propia historia y es muy interesante de visitar. Se conoce como La casona y fue construido en 1913 para casa habitación del doctor Rafael Grajales Ramos. En 1934 este doctor lo dona al Gobierno del Estado para que se instalara allí el Museo de Arqueología e Historia. Más tarde, en 1942, se convirtió en el Museo Regional de Chiapas. Y ahora alberga el Museo del Café. Un edificio que además se encuentra registrado en el Catálogo Nacional de Monumentos Inmuebles del Estado de Chiapas por el Instituto Nacional de Antropología e Historia.

La historia y la cultura del café están llenas de curiosidades como este museo-centro de divulgación de Chiapas. Sin duda visitarlo es una buena excusa para visitar la región y conocer más sobre su historia y su relación con el café.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡¡Espérate!! Descubre lo que realmente te hace falta en el trabajo: una CAFETERA

Sin ningún compromiso personalizamos tu cafetera ideal dependiendo de TUS necesidades reales. ¡Asegura tu bienestar en el trabajo!

¡Gracias! Te llamaremos lo antes posible.