Si eres hombre y tú y tu pareja estáis pensando en tener un hijo, toma café. Uno de los beneficios que aporta la cafeína al organismo es que estimula la formación de espermatozoides. Eso sí, hay que consumirla en dosis moderadas, porque si nos excedemos podría ser perjudicial para un posible embarazo.

A esta conclusión han llegado investigadores de la Universidad de Beira Interior de Portugal tras aplicar a las células de Sertoli humanas (responsables del desarrollo y de la cantidad de los espermatozoides) diferentes cantidades de cafeína, simulando la que puede tomar un consumidor de café o té puntual, moderado y compulsivo. En los dos primeros casos, el consumo de cafeína es seguro para la salud reproductiva masculina e incluso trae beneficios, ya que promueve su desarrollo, mientras que en cuando la cantidad que se toma es muy elevada el efecto que se produce es el contrario porque se acelera la oxidación de estas células.

Aunque los investigadores aseguran que se trata de un estudio preliminar y que hay que seguir desarrollándolo, lo cierto es que los resultados obtenidos sugieren que hasta tres o cuatro tazas de café (o cinco o seis de té, ya que la concentración de cafeína es menor) durante días permiten que las células de Sertoli produzcan lactato, que es un metabolito esencial para que se produzca la espermatogénesis (el proceso por el que se forman los espermatozoides).

Esta investigación aporta nuevos datos, ya no solo en los beneficios del café, sino también para conocer qué influye en la salud reproductiva masculina, ya que cada vez más la infertilidad afecta a un mayor número de parejas, que cuando se plantean un embarazo descubren que no es posible. Además, los autores del estudio afirman que la infertilidad masculina (solo o en combinación con la femenina) supone dos tercios de los problemas a la hora de alcanzar el ansiado embarazo.

¿Y qué ocurre con otros alimentos o bebidas que también contienen cafeína como el cacao y los refrescos de cola, por ejemplo? Los investigadores están estudiando si se producen los mismos efectos con esos productos. Una continuación interesante, ya que cada vez hay más personas, jóvenes y adultos, que consumen este tipo de productos y conocer los efectos de esa cafeína en su sistema reproductivo supone un aliciente más para profundizar en el estudio.

En el caso de las mujeres, el consumo moderado de café tampoco es perjudicial, pero ocurre lo mismo que con los hombres, en dosis elevadas puede generar dificultades para concebir, ya que la cafeína obstaculiza los movimientos de las trompas de Falopio, impidiendo que el óvulo pueda ser transportado hasta el útero para que pueda ser fecundado. Y durante el embarazo, los expertos recomiendan reducir la toma de cafeína por los posibles riesgos que puede causar. Por ello si no puedes prescindir de esta bebida vale la pena que la sustituyas por cafés descafeinados, por chocolate (que tiene una menor presencia de cafeína) o por alguna infusión libre de cafeína.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡¡Espérate!! Descubre lo que realmente te hace falta en el trabajo: una CAFETERA

Sin ningún compromiso personalizamos tu cafetera ideal dependiendo de TUS necesidades reales. ¡Asegura tu bienestar en el trabajo!

¡Gracias! Te llamaremos lo antes posible.