Cuando preparamos una taza de café para desayunar o nos compramos uno en el descanso del trabajo puede parecer uno de los placeres más simples de la vida. Sin embargo, ¿te has parado a pensar en el viaje que los granos de café han recorrido hasta acabar en tus manos? Ese viaje implica cientos de personas y miles de kilómetros.

Durante las últimas tres décadas, el fotoperiodista norteamericano Steve McCurry visitó a productores de café de todo el mundo, personas encargadas de recolectar el café que disfrutamos a diario.

«El café no solo sale de una máquina. Hay una persona al otro lado. Cada grano es cuidado con mimo y seleccionado«, afirma McCurry.

Como consumidor habitual de café, Steve sentía mucha curiosidad por conocer la diversidad de culturas que existen detrás de cada variedad. Así que cogió su cámara y registró todo lo que vivió en distintas plantaciones de café para plasmarlo en el libro “From these Hands”.

«Cuando conoces la procedencia de la comida que consumes, y más aún, la cara de la persona que hay detrás, la aprecias muchísimo más. Consigues una impresión más acertada y precisa de los sacrificios que muchos hicieron para producirla”

Los agricultores que conoció McCurry, producen café de la misma manera que se ha hecho durante generaciones. Viven en pequeños pueblos, a menudo en zonas remotas, cercanas a los terrenos en los que trabajan. La mayoría de las fotografías de McCurry se centran en las personalidades individuales de los agricultores y sus familias.

«Siempre he estado fascinado con la cara humana y la historia que a menudo se transmite mediante el aspecto de las personas. Dondequiera que voy, y en cualquier proyecto que estoy trabajando, siempre me encuentro observando a las personas, su comportamiento, y cómo se relacionan con otras personas y con su entorno. Eso es lo que me importa”

Para llegar a algunas de estas comunidades, a menudo en zonas remotas, el camino fue arduo. En la India, por ejemplo, tuvo que lidiar con sanguijuelas por todo el cuerpo para llegar a su destino. En Honduras, tuvo que conducir durante horas por un camino fangoso hasta donde pudo. Después abandonó el coche y siguió a pie durante varios kilómetros. En Colombia, soldados armados tuvieron que acompañarle para evitar un posible ataque de los combatientes de las FARC. La política y los entornos varían según el país.

Pero mientras que la política y los entornos varían de país a país, McCurry afirma que encontró más semejanzas que diferencias entre las distintas personas que pudo conocer.

«Cada persona afronta su vida de una forma distinta, pero la humanidad de un agricultor en Perú y de otro en Birmania, no es tan diferente. Se levantan, van a trabajar, los fines de semana tienen algo de tiempo libre… Tienen familia y quieren lo mejor para ellos. Las diferencias son más superficiales

Recomendamos echar un vistazo a la página web del fotógrafo y su trabajo, que resulta de lo más inspirador. La próxima vez que tomes un café no solo apreciarás su sabor, sino que sabrás mucho más sobre su origen y lo verás como lo que realmente es: un privilegio para todos nosotros.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡¡Espérate!! Descubre lo que realmente te hace falta en el trabajo: una CAFETERA

Sin ningún compromiso personalizamos tu cafetera ideal dependiendo de TUS necesidades reales. ¡Asegura tu bienestar en el trabajo!

¡Gracias! Te llamaremos lo antes posible.