Enero 30, 2015

Flan casero o cómo ganarse a los compañeros de oficina

El flan casero de café es un postre delicioso que se puede preparar en la comodidad del hogar sin que resulte un esfuerzo elevado. En este tipo de flan vemos una variación del postre tradicional  donde se concentran dos sabores que encajan perfectamente y que juntos pueden llegar a proporcionar un gran disfrute para toda la familia (o incluso para empezar bien el día en la oficina).

Ingredientes

Los ingredientes que necesitas para la preparación de un flan casero de café en poco tiempo no son complicados de conseguir.

  • El material principal es leche, para lo cual se requiere una cantidad de 750 ml.
  • Cinco huevos.
  • Diez cucharadas de azúcar.
  • Dos cucharadas de café.
  • También se le puede dar un toque distinto al resultado incluyendo una pequeña dosis de esencia de vainilla.
  • Y caramelo, que podemos comprarlo o simplemente podemos calentar azúcar con agua en un cazo y lo conseguiremos.

Elaboración

El flan de café puede ser una idea excelente en el entorno de la oficina, sirviendo como sorpresa para que los compañeros de trabajo puedan celebrar eventos especiales, como un cumpleaños. La preparación comienza precalentando el horno a una temperatura de 200ºC. En el momento en el que se haya comprobado que ya está caliente, tanto en la parte superior como en la inferior, hay que utilizar un recipiente en el cual se mezcla la leche, el café, los huevos y el azúcar. También es recomendable apagar la parte superior del horno y dejar encendida solo la inferior.

En el mismo recipiente todo tiene que acabar bien batido, momento en el cual se puede tomar la decisión de darle un toque diferente al flan, como por ejemplo incluyendo una pequeña dosis de vainilla. Para batir la mezcla es posible utilizar una herramienta eléctrica, como una batidora, que se ocupará de agilizar el proceso. También es viable batirlo a mano, pero requiere una mayor implicación y un esfuerzo superior.

La preparación del caramelo tal y como se ha indicado en el apartado de ingredientes permite que se utilice como base para el molde del flan que se introducirá en el horno. Una vez colocado el caramelo también hay que poner el resultado batido de la mezcla de los ingredientes previos. Este molde, siendo posible colocar varios dependiendo del tamaño del horno, se tiene que poner ahora en una bandeja para su introducción en el electrodoméstico.

Llena la bandeja con agua caliente que hayas calentado previamente y mételo todo en el horno. El tiempo de preparación en el horno es de una hora, pero dependerá de la potencia del mismo. Si quieres asegurarte de que está preparado de forma correcta, cuando hayan transcurrido los 60 minutos, introduce una varilla de cocina y comprueba si queda masa todavía pendiente de hacer. En el caso de ser necesario, puedes dejarlo un poco de tiempo adicional, pero siempre con cuidado para asegurarte que el flan no se llegue a quemar. Con eso tendrás un estupendo flan casero de café con un sabor inconfundible.