Una pregunta que siempre nos ha inquietado es si el café contribuye a la pérdida de peso. Y gracias a varios nutricionistas, hemos descubierto que sí es posible.

«La cafeína del café puede ayudar a acelerar tu metabolismo a corto plazo» dice Dara Godfrey, haciendo énfasis en el «puede». «Como estimulante, puede darle señales a las células de grasa para que se pongan a quemar el contenido graso. Además, te hace comer menos ya que reduce la sensación de hambre».

Pero como todo lo bueno tiene su lado malo, Dara cuenta que con el tiempo, los fanáticos del café se pueden volver menos sensibles a los efectos de la cafeína.

¿Entonces cómo debes tomar tu café, y cuánto para que sea efectivo?

Dara sugiere que tomes de 2 a 3 tazas antes de las 3 pm y pide beberlo negro (sin leche, azúcar, o crema). También recomienda tomarlo antes de hacer algún deporte para subir los niveles de energía.

Por su parte, el médico integral Ralph Esposito concuerda. «Sáltate las bebidas pre-ejercicios con toneladas de endulzantes artificiales y rellenos que están demostrados que aumentan el apetito y matan tu flora, que es la bacteria buena. Toma una taza de café antes de entrenar, te dará la energía que necesitas y mejorará la quema de grasas justo cuando más lo quieres.

Eso sí, no olvides que demasiado consumo del maravilloso grano puede incrementar las hormonas de estrés y retención de peso, por eso Esposito recomienda beber no más de 4 tazas al día.

Para los efectos de pérdida de peso, el Doctor aconseja un ayuno intermitente y café. «Es el mejor 2 en 1 para quemar grasas». El ayuno intermitente es cuando haces ayunos de 12 a 16 horas, dándole a tu intestino un descanso y dejando que tu cuerpo funcione con la grasa y el azúcar que tiene almacenado. Tomar café durante tu ayuno no sólo cortará tu hambre y ansiedad, también forzará a tu cuerpo a tirar de esas células grasas, especialmente si bebiste café antes de comenzar el periodo de ayuno.

Si la cena fue a las 8 pm, pues consume tu café cuando te despiertes al otro día, y luego espera dos horas más antes de comer para dejar que tu organismo procese la tarea de quemar grasas. Esto funciona mejor si consumes pocos carbohidratos.

Finalmente, si quieres dejar de comer más de la cuenta, Esposito dice que tomar un café descafeinado antes o después de una comida, es un truco muy bueno.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡¡Espérate!! Descubre lo que realmente te hace falta en el trabajo: una CAFETERA

Sin ningún compromiso personalizamos tu cafetera ideal dependiendo de TUS necesidades reales. ¡Asegura tu bienestar en el trabajo!

¡Gracias! Te llamaremos lo antes posible.