Diciembre 12, 2017

El café, un aliado del deporte

Tomar café puede mejorar la resistencia física ya que aumenta la producción de adrenalina en nuestro organismo.

Una taza de café por las mañanas nos ayuda a rendir mejor en el trabajo, a estar más despiertos y atentos. Por eso, son muchos los que no pueden pasar sin esa primera taza. Y no solo nos ayuda a rendir más en el trabajo, un estudio cuantifica los beneficios del café para los deportistas.

Según una investigación de la Universidad de Georgia en Estados Unidos, tomar café puede mejorar la resistencia física. Los investigadores analizaron otros estudios que relacionaban café, cafeína y deporte. Al estudiar el rendimiento de aquellos deportistas que bebían café (con cafeína) vieron que estos incrementaban un 24% su resistencia.

Y es que, a través de una ingesta moderada y controlada de cafeína (unas tres o cuatro tazas de café al día) aumenta la producción de adrenalina en nuestro organismo. La adrenalina estimula la producción de energía, mejora el flujo sanguíneo, reduciendo así el dolor muscular durante el ejercicio y mejorando el rendimiento.

La cafeína y el café ayudan en el deporte

El café ayuda a incrementar la oxidación de las grasas y a reducir los hidratos de carbono

Además, la cafeína ayuda a la recuperación muscular y reduce las temidas “agujetas”. Esto se debe a que la cafeína actúa como antagónica de la adenosina, una sustancia que liberan los músculos cuando se producen microlesiones en ellos debido a un esfuerzo elevado. A ello se suma que el consumo de café aumenta la velocidad de relleno de los depósitos de glucógeno de nuestro organismo. El glucógeno es la sustancia que se almacena en los músculos y que es un combustible para ellos, evitando así el dolor muscular.

Otra de las ventajas del café para los deportistas es que la cafeína es rápidamente absorbida por el cerebro. Esto puede tener un efecto directo en el sistema nervioso central y afectar a sus percepciones de esfuerzo, dolor y cansancio. Además, al aumentar el estado de alerta mental y mejorar el estado de ánimo, lo cual potencia el deseo de incrementar la actividad deportiva.

El café ayuda a la práctica de deporte

Café, aliado del deporte

Además, si haces deporte para perder peso has de saber que el café ayuda a incrementar la oxidación de las grasas y a reducir los hidratos de carbono. Diversos estudios señalan que el café aumenta el ritmo del metabolismo y ayuda a quemar grasas. Así que combinar café y ejercicio puede ser un complemento perfecto a tu dieta.

Eso sí, hay que tener cuidado y consumir el café con moderación a la hora de hacer deporte. La cafeína puede tener un efecto diurético y si tomas mucho café antes de hacer deporte puede ser perjudicial, ya no solo por las ganas de ir al baño sino también por la posible deshidratación.

Por eso es importante consumir alrededor de 3 a 6 miligramos de cafeína por kilo de peso corporal, lo que se traduce en un máximo de dos tazas de café antes de empezar la práctica deportiva. Tomar más, además del efecto diurético, podría acelerar tu ritmo cardíaco y eso causaría problemas. Una recomendación que suelen hacer los expertos es probar en los entrenamientos. Es el mejor momento para comprobar como asimilas el tomar café antes de la práctica deportiva. No te dejes guiar por lo que te digan otros, cada persona es distinta y lo que a unos les sienta bien a otros puede resultarle un problema.

Tiempo de Café