Tomar café es una deliciosa manera de empezar la mañana, cargarte de energía a media mañana y disfrutar de una buena conversación por la tarde. Pero además de las sensaciones que genera, el café es una bebida que ofrece muchos beneficios para la salud, ya que gracias en gran parte a la cafeína, muchas enfermedades pueden prevenirse o frenarse, como es el caso del alzhéimer.

Uno de los beneficios de la cafeína es que ayuda a la memoria a largo plazo y tiene un efecto potenciador sobre la actividad cognitiva. Pero ahora diversos estudios llevados a cabo en Estados Unidos y Europa, han descubierto que el consumo de café (con cafeína) podría retrasar la aparición del alzhéimer.

Según uno de estos estudios, realizado por un equipo de la Universidad del Sur de Florida, existe un elemento en el café (que no se ha identificado todavía), que interactúa con la cafeína y podría ser beneficioso para prevenir el desarrollo de esta enfermedad. Es la primera evidencia de que el café con cafeína ofrece protección contra el alzhéimer, un efecto que no se observa en otras bebidas que contienen cafeína o en el café descafeinado.

Al parecer el café con cafeína aumenta un factor de crecimiento en sangre llamado G-CSF, una sustancia que se encuentra muy disminuida en los enfermos de alzhéimer y además las investigaciones llevadas a cabo con ratones han mostrado una mejora en la memoria. Los niveles más altos de este elemento producidos por la ingesta de café, siempre en dosis moderadas, se asocian a una mejor memoria y parece ser que esa conjunción (más G-CSF y café) protege contra estas enfermedades.

Ahora los investigadores están estudiando si los efectos en humanos son los mismos (al parecer es así) y también están trabajando en identificar ese elemento desconocido del café que interactúa con la cafeína para enriquecer bebidas como el café u otras bebidas con el fin de proporcionar protección a largo plazo contra el alzhéimer.

Otro estudios hicieron encuestas a personas entre 65 y 86 años con cierto deterioro cognitivo y durante unos cuatros años que bebían café con moderación (unas dos o tres tazas diarias). Estas personas tuvieron una notable mejoría, casi de un 50% comparada con aquellas personas que no toman café jamás. Según se pudo establecer, los pacientes con alzhéimer que no tenían cafeína en su organismo, tenían un mayor nivel de la enfermedad.

Estos estudios también llegaron a la conclusión de que uno de los beneficios para la salud del café es que éste protege el funcionamiento del cerebro, evitando que determinadas proteínas nocivas se acumulen y hagan que se pierda la memoria. Pero no solo ayuda a conservar la memoria, los beneficios del café con cafeína para la salud son muchos, ya que es un antioxidante (frena el daño o muerte celular), estimula la actividad de la mitocondria (que es la que suministra oxígeno a las células) y también la actividad neuronal y además, el café es rico en compuestos antiinflamatorios.

Por eso los médicos consideran beneficioso para prevenir el alzhéimer, y otras enfermedades como el Parkinson, la demencia, la diabetes, la arterosclerosis y algunos tipos de cáncer, empezar a consumir dosis moderadas de café a partir de los treinta años. Y en personas mayores de sesenta años tomar esta bebida diariamente aumenta la lucidez. Los médicos recomiendan combinarlo con ejercicio físico y mental, para que el riesgo de sufrir una de estas enfermedades sea menor. ¿A qué nunca había sido tan delicioso cuidar tu salud?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡¡Espérate!! Descubre lo que realmente te hace falta en el trabajo: una CAFETERA

Sin ningún compromiso personalizamos tu cafetera ideal dependiendo de TUS necesidades reales. ¡Asegura tu bienestar en el trabajo!

¡Gracias! Te llamaremos lo antes posible.