El café es parte de la vida de millones de personas en todo el mundo, pero no todos lo vivimos de la misma forma. Mientras que para algunos es solo una forma de despertarse por las mañanas o de ser más productivos, para otros es parte de una forma de vida donde saber degustar y disfrutar de un buen café de máquina de vending es fundamental.

Para todos aquellos que se estén iniciando por la oscura senda de la verdadera apreciación de la negra infusión, les vamos a dar un consejo de cómo preparar el mejor de los cafés en su máquina de vending. ¡Atentos!

Máxima higiene

Aunque no es necesaria la limpieza de la máquina a cada café, sí que es recomendable mantener una correcta higiene para evitar la conservación de aromas y sabores de cafés anteriores.

Sírvete del mejor café

Este paso es realmente obvio, no obstante es a su vez básico. Por mucho que nos digan que si el arábica es mejor, o el robusta, o cualquiera de ellos, estamos hablando de sabores, de gustos, y en este caso entramos en algo muy subjetivo. Por eso os recomendamos probar todos los cafés de Saeco y quedaros con el que más os guste.

El agua, otro elemento indispensable

Si tenemos cuidado con la elección del café, también tenemos que prestar una especial atención al agua, otro elemento indispensable de nuestra negra infusión. El agua más recomendada es aquella filtrada o embotellada, ya que si utilizamos agua que no nos gusta (como suele suceder con el agua del grifo) añadiremos estas características negativas a nuestra taza, degradando su calidad. Escoged también la mejor agua.

Muele el grano en el momento y en su justa medida

Siempre es más sencillo comprar café ya molido, no obstante a cada momento que pasa se van perdiendo sus cualidades. Por eso, en Tiempo de Café os recomendamos una máquina que muela el café en el momento, como hacen nuestras máquinas de vending de café.

Otro tema a tener en cuenta es cuanto molemos el café. Si nos gusta fuerte escogeremos un molido que deje el grano muy fino, en polvo, mientras que si queremos un café más suave dejaremos el café menos machacado.

Almacena el café correctamente

Aunque no esté molido ya, los granos de café van perdiendo sus propiedades con el tiempo, de ahí la necesidad de que sea café fresco. Así que, cuando adquiramos café deberemos mantenerlo en un recipiente hermético y en un sitio fresco. Si ya lo has molido, no os recomendamos mantenerlo así más de 2 semanas.

Complementos de la mejor calidad

Si vamos a añadir cualquier aditivo de sabor o queremos endulzar nuestro café también debemos escoger los productos de la mejor calidad. Recordad, si hablamos de calidad, es mejor no escatimar en gastos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡¡Espérate!! Descubre lo que realmente te hace falta en el trabajo: una CAFETERA

Sin ningún compromiso personalizamos tu cafetera ideal dependiendo de TUS necesidades reales. ¡Asegura tu bienestar en el trabajo!

¡Gracias! Te llamaremos lo antes posible.