Ya sea en el desayuno, en la oficina o en la sobremesa, para muchas personas el café es una bebida indispensable dentro de sus hábitos alimentarios. Puede ser que a un gran número de estas personas les sorprenda conocer que tras saborear una humeante taza de esta deliciosa bebida los desechos pueden seguir teniendo una vida útil.

Reciclar los posos que sacamos de nuestra máquina de café o máquina de café vending no es solo un pequeño gesto a favor de la madre naturaleza, es una idea muy práctica de dar solución a pequeños problemas domésticos y, además, también puede ser utilizado como un ingrediente natural y económico para diferentes tratamientos de belleza. A continuación te descubrimos algunos de los diferentes y sorprendentes usos que los posos de café pueden tener:

Ambientador
Los posos de café secos funcionan como un excelente ambientador natural que puede ser usado para evitar los malos olores en la nevera y armarios. También resulta muy eficaz para eliminar el mal olor que queda impregnado en las manos tras manipular cierto tipo de productos como el ajo, cilantro, pescado… solo hay que frotar las manos con el café molido y enjuagar con agua tibia.

Fertilizante
Los desechos del café son geniales para las plantas que requieren un suelo ácido ya que su descomposición libera nitrógeno y aporta nutrientes como fósforo, potasio, magnesio y cobre. Si se mezcla media taza con agua caliente, el líquido resultante también puede ser utilizado como spray para rociar las plantas.

Insecticida y repelente
Es un poderoso insecticida contra las hormigas dentro de casa o contra las babosas o caracoles en los jardines. Espolvorear un poco de café en la zona donde estos animales hayan acampado será más que suficiente para que desaparezcan. Otro uso que se le puede dar es para repeler las pulgas de nuestras mascotas, indiferentemente se puede usar frotando los posos húmedo por la piel o incorporándolos en el agua del baño.

Tratamiento para muebles de madera
Tratar los arañazos y golpes de los muebles de madera aplicando sobre ellos una pasta espesa hecha con el café molido y agua ayudará a disimular los daños. Si se aplica a los muebles una esta solución y se frota suavemente, ayudará a repeler el polvo y aportará brillo a la madera.

Tinte
Los pigmentos del café se pueden utilizar para teñir ropa, para pintar sobre papel o, incluso, para teñir el cabello.

Anticelulítico y exfoliante
Para preparar un económico y efectivo anticelulítico y exfoliante casero tan solo se necesita hacer una mezcla con los posos y aceite de coco o de oliva. Para ser usado como remedio para la celulitis, se aplica el preparado en la zona a tratar con movimientos circulares y, tras haber envuelto las áreas tratadas con una película plástica, se deja actuar durante varios minutos. Pasado este tiempo, se retiran los restos con agua caliente. Para usarlo como exfoliante hay que seguir las mismas indicaciones pero dejando la zona sin cubrir.

Tratamiento capilar
Para conseguir un cabello suave y luminoso solo hay que aplicar el café molido después de haberte lavado la cabeza, dejar actuar durante unos 20 minutos y enjuagar con abundante agua para que no quede ningún resto.

Con estas sencillas ideas ya puede darle uso a los restos de café, aunque si es de los que no consumen habitualmente esta bebida en casa, siempre queda la opción de coger los restos de la máquina de café vending de la oficina.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡¡Espérate!! Descubre lo que realmente te hace falta en el trabajo: una CAFETERA

Sin ningún compromiso personalizamos tu cafetera ideal dependiendo de TUS necesidades reales. ¡Asegura tu bienestar en el trabajo!

¡Gracias! Te llamaremos lo antes posible.