El cómo quitar las manchas de café es una preocupación para muchos. Aunque está considerada una de las manchas “difíciles”, hay un montón de trucos que podemos poner en práctica para eliminar tanto de la ropa como de otras superficies las temidas manchas de café.

Ya sea por su color oscuro o por su fuerte olor, las manchas de café suelen provocar alarma de manera inmediata. Sin embargo, podemos fácilmente encontrar a nuestro alcance soluciones efectivas para que la mancha no se instale en nuestra ropa o en el sofá de casa de manera definitiva.

El café es una bebida de arraigado consumo en nuestro país, que se toma casi a cualquier hora del día y con frecuencia lo hacemos fuera de casa.

Para los consumidores habituales resulta difícil renunciar a sus beneficios, y cualquier lugar o momento es bueno para disfrute. A veces lo tomamos, con prisas, casi saliendo por la puerta de casa, en la estación a punto de coger el tren, o en una concurrida barra del bar. Y lo que puede ocurrir es que el café termine redecorando nuestra chaqueta, la moqueta de la oficina o el tapizado de coche.

Consejos para quitar las manchas del café

En Tiempo de Café compartimos la pasión despierta esta maravillosa bebida y os queremos facilitar la vida a los muy cafeteros dándoos algunos consejos y alternativas sobre cómo quitar las manchas de café.

Sea cual sea la superficie a tratar, el primer consejo, y casi el más importante, es absorber de manera inmediata la mayor cantidad posible de líquido sin extender la mancha y tratarla con alguno de los remedios recomendados antes de que se seque.

Las manchas de café más frecuentes suelen hacerse en la ropa, tapizados, mobiliario y mármol. Veamos cómo quitar las manchas de café en cada caso.

Si el tejido afectado es de algodón y o lino y la mancha es reciente, lo más efectivo es espolvorearla inmediatamente con sal para que absorba el café. Pasados unos minutos, se puede cepillar para eliminar los restos y lavar después con jabón para prendas delicadas.

En caso de que la mancha tenga ya algún tiempo y el algodón o el lino son blancos, se puede frotar con agua oxigenada o con un poco de lejía. Si el tejido es de color conviene ablandar la mancha con glicerina y lavar con agua tibia.

Si el cafe se ha derramado sobre una alfombra o una moqueta, lo primero es frotar la mancha con agua fría para quitar los restos más gordos y absorber el café. A continuación, se vuelve a frotar con una esponja seca y se pasa un cepillo de cerdas suaves empapado en una mezcla a partes iguales de alcohol de 90º y vinagre blanco (o vino blanco). Se extiende siguiendo la dirección del pelo, y de vez en cuando a la contra para que el producto cale en el interior de la mancha. Al final, se seca muy bien con un trapo limpio y seco.

Los tejidos de lana y seda son algo más delicados. La mejor solución es extender sobre la mancha una yema de huevo batida y diluida en agua templada. Se frota con la ayuda de un cepillo o de un trapo que no suelte pelo y se aclara muy bien al final.

Las manchas de café desaparecen de los tejidos sintéticos de manera rápida frotando con un cubito de hielo o, mejor, con hielo picado.

Una vez eliminada, se aclara aplicando con un cepillo un poco de agua, limón o vinagre blanco, a los que habremos añadido previamente unas gotas de alcohol de 90º. Luego se pueden meter en la lavadora y lavarlos de forma habitual.

¿Cómo quitar las manchas de café en la madera y mármol?

Quizá para muchos sea uno de los remedios más desconocidos y sorprendentes. Cuece en un cazo con agua un puñado de salvado, cuélalo y déjalo templar. Con este agua frota la mancha de café y esta desaparecerá. Guarda lo que te sobre porque el agua de cocción del salvado va muy bien para recuperar el brillo de las maderas y corchos barnizados.

Si la madera está encerada, pasa un algodón empapado en agua oxigenada, si es madera oscura, o en lejía, si la madera es blanca o muy clara.

Verás como se aclara casi de forma inmediata una vez se haya secado la superficie. Si el café resiste a este tratamiento, no te quedará más remedio que comprar en un comercio un abrasivo suave y lijar la superficie con él.

Cuando el cafá haya dejado su huella en maderas maderas naturales y claras, podemos conseguir blanquearlas frotando con un limón cortado por la mitad hasta que desparezca la mancha.

Si se resiste, se puede poner un poco de zumo directamente sobre ella y se deja actuar unos minutos. Luego, aclarar bien con agua y secar.

Si todo lo demás ha fallado, solo nos queda comprar un quitamanchas profesional. Si prefieres productos de limpieza específicos para quitar manchas, tienes muchas opciones donde elegir. Pero para quitar las manchas de café nos sirve cualquiera de los productos más genéricos.

Los cercos que deja el café en el interior de las tazas de loza y porcelana pueden llegar a ser muy persistentes y en muchos casos no conseguimos eliminanlas totalmente.

Utiliza un trapo húmedo y un poco de bicarbonato sódico para eliminar los restos del café. Luego lávalos con agua jabonosa templada. No olvides que con el agua caliente la porcelana podría agrietarse.

¿Cómo quitar las manchas de café en el mármol? Cuando el mármol es blanco o de un color claro se utiliza agua oxigenada con unas gotas de amoníaco, lo dejaremos reposar una o dos horas sobre la mancha y conseguiremos aclararla casi por completo.

Si el marmol es de color y la mancha es reciente podemos limpiarla con agua y jabón de cocina (cualquier lavavajillas vale), secándolo lo mejor posible.

Tiempo de Café

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡¡Espérate!! Descubre lo que realmente te hace falta en el trabajo: una CAFETERA

Sin ningún compromiso personalizamos tu cafetera ideal dependiendo de TUS necesidades reales. ¡Asegura tu bienestar en el trabajo!

¡Gracias! Te llamaremos lo antes posible.