En esta receta te explicamos cómo hacer bizcocho de café y chocolate, un dulce muy estimulante para nuestro cerebro.

Los que siempre hemos estado convencidos de que el café y el chocolate forman la pareja perfecta no necesitamos más argumentos que nuestro paladar para disfrutar de su inconfundible sabor.

Pero por si todavía hay alguien que pone en duda este poderoso maridaje, te explicamos hoy cómo hacer bizcocho de café y chocolate. Un dulce con grandes beneficios.

¿Beneficios? Sí, porque hay estudios científicos que demuestran que esta combinación resulta de lo más estimulante para el cerebro. El cacao aumenta el flujo sanguíneo del cerebro, lo que incrementa las capacidades cognitivas y la atención.

Además, contrarresta los posibles efectos negativos de la cafeína y, tomados de forma conjunta, se convierten en un estímulo para nuestras neuronas y un poderoso energizante para nuestro organismo.

Deberíamos, pues, tener más en cuenta los encantos del café moca y el capuccino y añadirlos a la larga lista de bebidas con café-solo, con leche, americano, largo, tocado- que nos acompaña en cada pausa del trabajo y en cada sobremesa.

Pero además es que el café con el chocolate, juntos en una misma receta, consiguen potenciar y hacer inconfundibles sus aromas y sabores, lo que ha hecho volar la imaginación de chefs y reposteros dando lugar a deliciosas recetas.

Sin duda el Tiramisú es la más popular de todas ellas pero ¿porqué no atreverse con un sencillo bizcocho de café y chocolate?

Es una receta mucho más nuestra y, ahora que vivimos meses de frío, nos va a servir de gran ayuda para regalarnos el paladar y añadir un poco de energía y sabor a nuestros desayunos, meriendas y sobremesas.

Os proponemos una sencilla receta q estamos a seguros vais a repetir en más de una ocasión este invierno. A pesar del poder de sus ingredientes principales, este bizcocho de café y chocolate es apto para todos los públicos. Suave, esponjoso, muy rico y fácil de preparar. ¿Vemos cómo hacer bizcocho de café y chocolate? Sigue leyendo

Ingredientes para hacer bizcocho de café y chocolate

  • 3 huevos medianos
  • 120 gramos de azúcar moreno
  • 120 ml de aceite de girasol
  • 20 ml de café
  • 20 ml de leche
  • 130 gramos de harina de trigo
  • 60 gramos de cacao en polvo sin azúcar
  • Una cucharadita de café soluble
  • Una cucharadita de levadura en polvo
  • Una pizca de sal
  • 50 gramos de chocolate negro troceado (opcional)
  • 50 gramos de chocolate blanco troceado (opcional)

Preparación

Ponemos en un bol los huevos y el azúcar, y batimos durante unos minutos hasta que la mezcla adquiera el doble de su volumen. Recomendamos hacerlo con unas varillas manuales o bien usar unas eléctricas, lo que se prefiera, pero siempre será mejor que hacerlo con una batidora.

Añadimos poco a poco, con un chorito fino, todos los líquidos -el café, el aceite y la leche- mientras continuamos batiendo.

A continuación, tamizamos la harina, la sal, la levadura, el café soluble y el cacao y lo añadimos a la mezcla anterior. Con la ayuda de una espátula lo mezclamos suavemente hasta que no queden grumos.

Para darle algo más de chispa y para disfrute de los más golosos, añadimos a la mezcla los dos tipos de chocolate troceados. Pero esto es opcional, la receta queda también perfecta sin ellos.

Vertemos la masa en el molde que hayamos escogido, previamente engrasado y metemos en el horno precalentado a 180 grados.

El bizcocho estará perfectamente cocido después de unos 40 o 45 minutos. Para comprobar que está listo, ya sabéis, lo pinchemos con un palillo. Si sale seco, podemos sacar el bizcocho del horno, si no, lo dejamos unos minutos más.

Finalmente, lo dejamos reposar sobre una rejilla  unos diez minutos antes de desmoldarlo. Sólo nos queda espolvorearlo con un poco de azúcar glass y… ¡Listo!

Consejos finales para que el bizcocho salga buenísimo

Para que esta receta de cómo hacer bizcocho de café y chocolate salga buenísimo sigue estos consejos:

  • El café puede ser descafeinado, pero si queremos que se note el sabor a café es conveniente que esté bien cargado.
  • El cacao en polvo que utilicéis para el bizcocho es preferible que sea sin azúcar y de buena calidad. De ello depende en buena medida el sabor de nuestro bizcocho. Hay que tener en cuenta que la receta ya lleva azúcar en sus ingredientes.
  • Para estas medidas, un molde redondo de unos 22 cm es perfecto, pero también pueden usarse otros tipo plum cake.
  • Si has decidido añadirle pedacitos o pepitas de chocolate banco y negro, mételos en el congelador previamente. Así conseguirás que no lleguen a fundirse del todo y den ese toque extra para los muy amantes del chocolate.
  • Pero si eres amante de la sobriedad y los sabores equilibrados, un toque de nueces o avellanas te pueden ayudar a enriquecer la receta de una forma muy saludable.

Tiempo de Café

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡¡Espérate!! Descubre lo que realmente te hace falta en el trabajo: una CAFETERA

Sin ningún compromiso personalizamos tu cafetera ideal dependiendo de TUS necesidades reales. ¡Asegura tu bienestar en el trabajo!

¡Gracias! Te llamaremos lo antes posible.