La ilustradora y diseñadora Anna Franch se ha especializado en esta técnica, que ha utilizado en una alegoría de su ciudad para un restaurante.

Algunos sitúan sus orígenes en el Cuerno de África, tiene un color oscuro, es una de las bebidas más consumidas en todo el mundo, condiciona muchos de nuestros encuentros sociales y se dice que nos mantiene alerta y despiertos. El café es una de las bebidas más consumidas en todo el planeta y, desde hace años, es también un pigmento usado por los artistas para perpetuar sus obras.

“Desde siempre he sido una gran consumidora de café, siempre voy con uno en la mano, y también soy una apasionada de mi trabajo, así que es casi evidente que un día empezaría a experimentar con mi pincel y esta bebida”, comenta la ilustradora y diseñadora Anna Franch. Desde hace poco más de un año, esta joven artista de Reus se ha iniciado en el llamado coffee painting, una técnica con la que ya ha realizado murales de gran tamaño usando su bebida favorita.

Una de sus últimas producciones se llevó a cabo en el restaurante Absis de Reus, donde a principios de este mes de enero terminó un mural de grandes dimensiones. Ahora se expone de forma permanente en el local, del que Franch tiene muy buenos recuerdos. “Conozco el local de toda la vida, ya que era uno de los puntos de encuentro con mis amigos durante mi juventud, y a los propietarios también, por lo que cuando surgió la posibilidad de realizar el mural no lo pensé”, comenta Franch.

Para la elaboración de esta obra, que mide dos metros de longitud y uno de altura, la ilustradora contó con el patrocinio de una marca de café y mezcló diversas variedades de este producto. Gracias a diferentes grados de torrefacción e intensidad, consiguió las diferentes tonalidades de color.

“No sé cómo aguantará el paso del tiempo este producto”, admite Franch, que detalla que se inició en esta técnica de la mano del ilustrador Conrad Roset y que está a la espera de “nuevos proyectos” que fusionan el arte y esta bebida excitante, que también ha atraído por sus cualidades artísticas a otros reusenses ilustres, como Andreu Buenafuente, que en varias ocasiones ha expuesto sus pinturas con café. Por el momento, Anna Franch prosigue su camino en esta disciplina a la espera de nuevos proyectos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡¡Espérate!! Descubre lo que realmente te hace falta en el trabajo: una CAFETERA

Sin ningún compromiso personalizamos tu cafetera ideal dependiendo de TUS necesidades reales. ¡Asegura tu bienestar en el trabajo!

¡Gracias! Te llamaremos lo antes posible.