Una de las disputas más habituales en la oficina entre empleados y jefes es la relacionada con la pausa para el café, también conocida por el término inglés coffe break. Se trata, esencialmente, de un pequeño parón, generalmente a media mañana, en el cual los empleados se reúnen en torno a la cafetera para disfrutar de un placentero descanso antes de proseguir con su rutina laboral. Entre los críticos de esta costumbre se suele alegar que se trata de una parada innecesaria, rompe la dinámica de trabajo y empeora los resultados corporativos. Tal visión parece haber sido definitivamente laminada por un estudio a cargo del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts).

La importancia del coffe break para el descanso en una empresa

Dicho informe, que lleva por título Productivity Through Coffee Breaks: Changing Social Networks by Changing Break Structure (‘La productividad a través de la pausa para el café/cofee break: cambiando las relaciones sociales mediante el cambio de la estructura del descanso), analiza en detalle las características de este tipo de descansos, poniendo especial énfasis en el tiempo, el grado de seguimiento de esta práctica en la oficina y los horarios de la jornada laboral en general. La conclusión más llamativa del estudio es que los expertos del MIT aseguran que el coffe break puede incrementar la productividad laboral un significativo 8%. Este dato contrasta con el empeoramiento de la calidad del trabajo que se consigue prohibiendo dicha pausa.

Para que el descanso o coffe break tenga estos efectos tan beneficiosos tanto para la empresa como para los empleados, este debe de seguir unas pautas que, ahora sí, los trabajadores deben seguir escrupulosamente.

-En primer lugar, debería habilitarse un espacio en la oficina para dicho parón, con objeto de que la mente desconecte inmediatamente cuando nos encontremos en él y el descanso resulte más efectivo.

-Segundo, es importante fijar una hora idéntica para todos los días y que la mayoría de la plantilla se interese por reunirse en el momento acordado. Con esto se consigue una mayor camaradería, creando unos vínculos afectivos y una complicidad que no tardarán en repercutir en una mejora del rendimiento laboral. De ahí el subtítulo del estudio, ‘cambiando las relaciones sociales mediante el cambio de la estructura del descanso’, que hace referencia directa a modificar las pautas del descanso para que sea verdaderamente eficaz.

-Otra indicación importante es la de no exceder el tiempo marcado para el parón/cofee break, que no debería sobrepasar los quince minutos. No se trata de un descanso que sirva, por ejemplo, para echar una cabezada, sino un breve momento de reposo en el que lo importante es compartir experiencias y estrechar lazos personales en torno a una buena taza de café. No olvidemos que, aunque sirva de pretexto, el café de cafetera es una parte fundamental del break.

Lo es, y así lo corrobora el estudio, porque sus propiedades encajan a la perfección con lo que se espera de un descanso reconfortante. El café aumenta el grado de atención, supone una inyección de vitalidad muy apropiada a media mañana y deja una agradable sensación que permite que la vuelta al trabajo sea asumida con buen ánimo. Por supuesto, las soluciones descafeinadas o con leche son otras posibilidades para quienes no puedan consumir cafeína con regularidad, aunque el informe deja claro que el café puro arroja los mejores resultados si se desea mejorar el ambiente y los rendimientos de una oficina.

Tiempo de Café

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡¡Espérate!! Descubre lo que realmente te hace falta en el trabajo: una CAFETERA

Sin ningún compromiso personalizamos tu cafetera ideal dependiendo de TUS necesidades reales. ¡Asegura tu bienestar en el trabajo!

¡Gracias! Te llamaremos lo antes posible.