Sentarse al volante cuando se está cansado siempre es (y seguramente siempre lo será) peligroso. No obstante, demasiadas veces consideramos necesario el enfrentarnos a la carretera, por lo que lo hacemos sin el debido descanso. Una de las técnicas más conocidas para dejar de lado nuestro cansancio es el tomar café, pero ¿es realmente efectivo o sería para y hacer una pequeña siesta?

El Instituto de Tráfico y Seguridad Vial (Intras) de la Universidad de Valencia se ha unido con la Fundación Española de Seguridad Vial (Fesvial) para llevar a cabo un estudio que concluya qué es mejor, tomar café o echar una cabezada.

El estudio “El café en la conducción de vehículos: análisis de sus efectos en conductores fatigados o somnolientos, promovido por la Federación Española de Café, se llevó a cabo con 34 personas (17 hombres y 17 mujeres) que fueron seleccionados entre 300, rechazando a personas por consumo habitual de alcohol, drogas o excesiva medicación, factores que podían modificar los resultados.

Las personas investigadas fueron separadas en 3 grupos: personas que tomaron café, personas que tomaron placebo (café muy descafeinado), y personas a las que se les dio un butacón donde dar una cabezada. Los conductores (después de completar un cuestionario) realizaron unas pruebas de conducción durante 2 horas, para después descansar 40-45 minutos, y después ser evaluada sus capacidades al volante.

Los resultados fueron concluyentes, el café mejoró el rendimiento de los conductores fatigados en los diferentes patrones estudiados:

  • Salidas de la vía: Los conductores que tomaban café disminuían su número de salidas de la carretera en un 36’3% después de tomar café, un porcentaje mucho mayor del conseguido tras una siesta (10% de mejora). Mientras que el placebo tuvo un aumento del número de salidas en un 1%.
  • Tiempo de reacción: En este caso el café sigue siendo la forma más efectiva de estar atentos al volante. Los cafeteros aumentaban su capacidad de reacción en un 7’7%, mientras que los que tomaron café descafeinado aumentaron en un 6’58 y los que tomaron una siesta solo aumentaron su capacidad de reacción en un 2.57%.
  • Indicadores de fatiga: Cogiendo la media de los indicadores de fatiga los cafeteros siguieron siendo los que mejor resultados obtuvieron, su fatiga sólo aumento en un 1’46%, mientras que el cansancio de los que tomaron placebo aumentó en un 3’4%, y al grupo de la siesta la sensación de fatiga les creció en un 7.74%.

Así pues, este estudio confirma una creencia popular, debemos de tener cerca una máquina de vending de café si queremos ponernos al volante y nos sentimos cansados. Aunque siempre debemos recordar que un buen descanso no podrá nunca ser substituido. Así que atentos al volante, descanso y café.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡¡Espérate!! Descubre lo que realmente te hace falta en el trabajo: una CAFETERA

Sin ningún compromiso personalizamos tu cafetera ideal dependiendo de TUS necesidades reales. ¡Asegura tu bienestar en el trabajo!

¡Gracias! Te llamaremos lo antes posible.