Todos tenemos una razón para amar el café. Su aroma, su sabor, su forma de despertarnos por la mañana, las conversaciones que tenemos a su alrededor… Cualquier motivo sirve para disfrutar de esta bebida. Sin embargo, ¿no os ocurre que pese a ser un compañero inseparable en nuestras vidas, desconocemos muchas de sus curiosidades o recorrido histórico? Para solucionar esto, he aquí algunos de los hechos más curiosos del café.

Vino árabe

En su origen, los europeos se referían al café como «vino árabe». La palabra café proviene del árabe «qahhwat al-bun» (vino del grano). Esto pasó a ser “qahwah” y después “kahveh” en Turquía. Finalmente se convirtió en “koffie” en holandés y “caffe” en italiano.

Isla del Club de Café.

La isla del Club de Café, o Kaffeklubben Island, es una pequeña isla situada justo por encima de Groenlandia, considerada la extensión de tierra más al norte del planeta. El explorador Robert Peary fue el primero en descubrir esta área en 1900, pero no se le puso nombre hasta 1921, cuando el danés Lauge Koch se puso a elaborar un mapa de la región. Dicen que el nombre se eligió en honor al club de café de geógrafos que se reunía habitualmente en la Universidad de Copenhague.

Bolsa de Wall Street.

La Bolsa de Nueva York tiene su origen en la “Tontine Coffee House”, una cafetería que abrió en 1794 en un local de la esquina de la calle Wall and Water, antes de que un incendio la destruyera en 1835. Según detalla un artículo de 1807, el negocio era el punto de reunión para agentes de seguros, corredores de bolsa, minoristas, negociantes y políticos que vendían, compraban, traficaban o aseguraban. La cafetería Tontine fue un centro de negocios hasta 1817, cuando las operaciones se trasladaron a un edificio del número 40 de Wall Street.

Platito del café

En el siglo XVIII, la gente solía beber café del platito que ahora simplemente se usa para sostener la taza y la cucharilla. En aquella época, estos platos eran bastante más hondos, y su superficie amplia hacía que el café se enfriara mucho más rápido.

El invento del café instantáneo.

La primera receta de café instantáneo con agua fue inventada en 1901 por un farmacéutico de Chicago llamado Satori Kato. Sin embargo, fue George Washington (no el presidente de EEUU), el hombre que ideó la primera marca de café instantáneo producido en masa. Se llamaba “Red E Coffee” y no se consideraba demasiado buena. Pero este tipo de café se convirtió en un objeto muy preciado para los soldados americanos durante la Primera Guerra Mundial.

Spa de café

En la ciudad de Hakone (Japón) podemos encontrar el spa Yunessun. Este lugar es especialista en spas en los que los clientes pueden bañarse en líquidos deliciosos como chocolate, té verde, vino, sake o café. Por unos 2.800 yenes (20 euros), los bañistas pueden sumergirse en café, para luego dirigirse al baño de fideos y nadar en una especie de sopa china.

7 vidas

El libro Guinness de los récords incluyó en sus páginas a Creme Puff, un gato que murió en 2005 a los 38 años de edad, convirtiéndose así en el más longevo del mundo. La dueña, Jake Perry, le daba café todas las mañanas, además de brócoli, huevos y beicon. No dejaría de ser una casualidad si no fuese por el hecho de que Perry también era dueña de Grandpa Rex Allen, el anterior ganador del récord, que llevaba la misma dieta y murió con 34 años.

Las curiosidades cafeteras no terminan aquí. Son tantas, que más adelante haremos una segunda parte para satisfacer las ganas de conocer más esta deliciosa bebida. Mientras tanto, ¿os apetece un café?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡¡Espérate!! Descubre lo que realmente te hace falta en el trabajo: una CAFETERA

Sin ningún compromiso personalizamos tu cafetera ideal dependiendo de TUS necesidades reales. ¡Asegura tu bienestar en el trabajo!

¡Gracias! Te llamaremos lo antes posible.