Si eres un amante del buen gusto y además te gusta mantenerte saludable, el café es, como ya sabes, una gran opción para añadir en tu día a día. Pero es que además de despejarnos y acabar de despertarnos por las mañanas, la aromática bebida ayuda a adelgazar, tal y como revelan diversas investigaciones realizadas por especialistas en nutrición y dietética. Y es que las múltiples cualidades del café no dejan de sorprendernos.

En anteriores posts del blog te contábamos algunos de los componentes más importantes del café y sus beneficios para la salud, como son los antioxidantes, regulación de la glucosa o prevención de la depresión entre otros. Hoy queremos explicarte como el café puede ayudarte a perder peso sin hacer nada más que disfrutar de su sabor. Coge libreta y boli y apunta:

1. Adiós al tejido adiposo

Según estudios realizados por David Costill (Ball University, Indiana, USA), la cafeína estimula el sistema nervioso simpático, lo cual conlleva la eliminación del tejido adiposo de forma mucho más rápida de lo habitual.

2. Ácido clorogénico.

En otro estudio llevado a cabo por Jon Vinson (universidad de Scranton, Pensilvania, USA) se indica que el café sin tostar, el cual contiene ácido clorogénico, unido a una dieta baja en grasas y ejercicio, resulta una forma muy eficaz de perder peso de forma rápida y constante.

3. 100% energía

Investigadores de la Univesidad Coventry por su lado, han podido comprobar que la cafeína consigue revitalizar y aportar energía a músculos que usamos poco. Esto puede aportar ese extra de energía que te falta para practicar más deporte o moverte más en tu día a día, lo cual conlleva que quemes un número mayor de calorías.

4. Bajo en calorías

Si todo esto no era suficiente, el café solo apenas tiene ¡2kcal!. Es decir, que sin añadirle nada, resulta una bebida perfecta para tomar sin temor a las temidas calorías extra.

5. Efecto termogénico

Aunque suene muy complicado, no es otra cosa que la capacidad de un alimento de generar calor en nuestro organismo una vez ingerido. Si por ejemplo en el desayuno consumes una taza de café de forma regular, conseguirás crear este efecto que empieza a funcionar unas tres horas después de haber tomado el café. Este efecto conlleva que el gasto de energía corporal se incremente hasta un 16% durante un par de horas.

Por último recomendarte varias cosas para que el café se convierta en tu aliado contra el sobrepeso:

1. Aunque resultado obvio y ya lo hemos comentado, no añadas azúcar o leche al café, ya que esto aumenta las calorías hasta tener las mismas que un chocolate, por ejemplo.

2. Toma un café después de las comidas o en momentos de antojo, ya que está comprobado que evita el picoteo de otros alimentos más calóricos y sacia el hambre.

3. Beber un café una hora antes de realizar ejercicios también es una buena idea, ya que por una parte, ayuda a disminuir el dolor muscular, y por otra te aportará un extra de energía.

4. Por cada taza de café, bebe dos vasos de agua, porque el café al ser diurético te hará ir más al baño, por lo que reponer líquidos es muy importante, además de ser muy saludable consumir al menos 2 litros de agua al día.

Como ves, mantenerse saludable y hacer dieta, no está reñido con disfrutar con el sabor y el aroma de un delicioso café. Así que entre ensalada y ejercicio, ¡tómate uno!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡¡Espérate!! Descubre lo que realmente te hace falta en el trabajo: una CAFETERA

Sin ningún compromiso personalizamos tu cafetera ideal dependiendo de TUS necesidades reales. ¡Asegura tu bienestar en el trabajo!

¡Gracias! Te llamaremos lo antes posible.