El descalcificador para cafeteras nos asegura que el agua esté limpia, sin cal y el correcto funcionamiento de la cafetera, además de un café perfecto.

La cal es un gran problema para el café. Su acumulación en la cafetera afecta de manera negativa al sabor de esta bebida, además de obstruir los conductos y afectar a la eficiencia de la cafetera.

Y da igual que se utilice agua del grifo o embotellada. Todas contienen cal. Por ello es imprescindible utilizar filtros antical y periódicamente, limpiar la máquina de café con un descalcificador para cafeteras. Así eliminamos el 100% de la cal y la máquina funcionará siempre correctamente.

¿Para que sirve el descalcificador para cafeteras?

Para obtener un café de calidad hay dos aspectos claves: un buen producto y un agua libre de impurezas. La cal puede producir un saborcillo desagradable, evitando que puedas disfrutar de los aromas, y del sabor, propios del café.

El descalcificador para cafeteras nos asegura ese agua limpia y sin cal y, de paso, garantiza el correcto funcionamiento de la máquina. Con él impedimos que se deposito la cal, evitamos la corrosión y las averías y tendrás un café perfecto.

Pero cuidado. Existen muchos trucos caseros para descalcificar la máquina de café. El más extendido es utilizando vinagre. También el jugo de limón o el bicarbonato de sodio se suelen usar para limpiar la máquina.

Y aunque pueden ser eficaces, no acaban de ser los mejores y no son recomendables. Principalmente porque muchos fabricantes no se responsabilizan de cómo el usuario aplique este tipo de limpiezas, sobre todo si en el manual de instrucciones señala claramente que no se efectúe el proceso de descalcificación con un determinado producto.

Si se avería la cafetera por limpiar con este tipo de productos podrías perder la garantía.

¿Cómo y cuando utilizar un descalcificador?

Por ello es mejor utilizar el descalcificador para cafeteras que recomiende el fabricante. ¿Cómo y cuando utilizarlo?

Aquí influyen dos factores: la frecuencia de uso de la cafetera y la dureza de agua de tu ciudad.

No es lo mismo una máquina de café en una oficina, que se utiliza pocas veces al día, que una máquina de una empresa grande o de un bar.

Igual que no es igual el agua de Valencia (muy dura) que el agua de Madrid (muy blanda). Por eso, el servicio de mantenimiento de Tiempo de Café te asesorará sobre cada cuanto debes decalcificar tu cafetera, dependiendo de ambos factores. Pero para que te hagas una idea, debe ser entre tres meses y un año.

Respecto al cómo utilizar el descalcificador para cafeteras es muy sencillo.

  • Echa unas gotas de la solución anti-cal en el depósito de agua, que previamente has llenado.
  • Coloca un recipiente para que caiga la mezcla.
  • Pon la máquina en funcionamiento, como si fueras a preparar café, hasta que el depósito de agua esté vacío.
  • Vuelve a llenar el depósito de agua caliente y repite el proceso para eliminar los restos, tanto de cal como de descalcificador.
  • Ya puedes utilizar de nuevo tu cafetera.

Con este sencillo proceso evitarás grandes problemas con tu máquina y tendrás un café con todo su sabor y aroma.

Además prolongarás la vida útil de tu cafetera. Y recuerda, Tiempo de Café te da el servicio de café y bebidas calientes en tu empresa o negocio a tus trabajadores y clientes, manteniendo las máquinas expendedoras de café en un funcionamiento óptimo, por un precio de servicio de café muy asequible.

Así tú no tendrás que preocuparte por nada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡¡Espérate!! Descubre lo que realmente te hace falta en el trabajo: una CAFETERA

Sin ningún compromiso personalizamos tu cafetera ideal dependiendo de TUS necesidades reales. ¡Asegura tu bienestar en el trabajo!

¡Gracias! Te llamaremos lo antes posible.