Agosto 9, 2018

Disfrutar del café en verano

El café es una bebida que permite múltiples combinaciones. Solo, con leche, carajillo, … y en verano también tienes muchas opciones para que puedas seguir disfrutando de tu bebida favorita. Puede que no te apetezca una humeante taza de café con leche, pero ¿le dirías que no a un rico café con hielo o con helado?

Diferentes tipos de café en verano

Diferentes tipos de café en verano

  • Café solo. Si eres de los que les gusta el café solo, fuerte y corto es complicado que pidas un café con hielo, porque se agua enseguida. Una opción muy recomendable es hacer cubitos de café, utilizando un café más suave de la variedad que más te guste o mezclando tu café habitual con un poco de agua y al congelador. Tendrás un café frío pero igualmente intenso, como a ti te gusta.
  • Café helado a la caribeña. Pon cuatro cubitos de café helado en una taza y añádele un chorrito de ron, así podrás disfrutar de un carajillo también en verano.
  • Café con hielos. Un clásico del verano. Puedes añadirle una rodaja de limón o una rama de canela.
  • Es una combinación muy rica de helado con café. Pon una bola de helado (o dos si lo quieres muy frío o con menos sabor a café) en un vaso y vierte sobre ella café espresso. El clásico es con helado de vainilla pero acepta otras combinaciones, como nata, avellanas o coco… anímate a innovar.
  • Café con horchata. Las diferentes opciones de estas dos bebidas juntas hacen que sean la combinación del verano: granizado de café con granizado de horchata, cubitos de café triturados con horchata…
  • Helado de café. Es una deliciosa manera de disfrutar del sabor de nuestra bebida favorita, pero en un formato diferente y bastante fácil de hacer. Solo hay que utilizar una base neutra de helado y añadir café bien cargado y mezclarlo bien. La crema resultante se mete en el congelador para que se enfríe y ya tienes tu helado de café.
  • Flan de café. Un postre fácil de hacer y en el que el sabor intenso del café destaca por encima del resto de ingredientes. Su preparación es igual a la del flan de toda la vida, pero cuando la leche empiece a hervir se añade el café. Luego pones el resto de los ingredientes y lo mezclas bien y lo metes en el frigorífico para que se enfríe.
  • Café frappe. Es una manera de tomar café muy popular en Grecia y Chipre especialmente en verano y que se ha extendido por otras partes por su delicioso sabor. Se ponen dos tazas de espreso en una batidora con tres o cuatro cubitos de hielo y se bate todo bien para que el hielo quede triturado. Después si quieres le añades un poco de nata montada y a disfrutar.
  • Batido de café y vainilla. El batido es otra forma deliciosa de tomar el café en verano. Mezclas tres bolas de helado de vainilla, dos tazas de café espreso y un poco de leche fría y lo bates en una batidora. Lo sirves en vasos altos, lo decoras con un poco de nata montada y listo para degustar.

Como se puede comprobar, las opciones son infinitas para poder satisfacer la necesidad y el gusto por el café también en verano. Si te gusta el café caliente un espreso (o con leche o capuccino… o cualquiera de las variedades en caliente) siempre será el elegido. Pero si eres de los que se atreve con el café frío, disfruta de las diferentes posibilidades y sorprende a tus invitados o a tus clientes con alguna de esas opciones. Seguro que triunfas!!

Tiempo de Café